miércoles, 16 de enero de 2013

Doodle de Frank Zamboni


Hola amigos de "Chicobenni231"

Muchos usuarios mexicanos de Google se preguntarán sobre el extraño doodle interactivo de esta fecha; mientras se encuentren ubicados más al sur, más dificultad presentará el comprender el significado del doodle que además es interactivo. Empieza con un tablero donde una máquina pulidora de hielo borra una huella de patinaje ahí grabada, un asustadizo oso polar asoma, una niña patinadora, luego la máquina nuevamente pule una franja de la superficie...

El oso, jugadores de hockey sobre hielo, niños patinadores y otra vez la máquina pulidora de hielo. Resulta difícil adivinar de qué se trata, así que nos arriesgamos a que los mandos intermedios de la empresa nos atrapen jugando en la computadora y con plena intención investigadora hacemos click para activar las funciones interactivas del doodle. Divertido, definitivamente Google ha hecho un doodle genial hoy.

Ahora estamos en una pista de hielo, donde aparecen las instrucciones muy gráficas para manejar la máquina pulidora y borrar las huellas de los patinadores, de los jugadores de hockey... ¡Lo tengo! Hoy es el 112 aniversario del nacimiento de Frank Zamboni, el inventor de la máquina pulidora de hielo, a la cual le llaman como genérico “Zamboni” aunque existan dos fabricantes: el original con esa marca y la Olympia, competidora que llegó después al mercado.

Tal vez por no ser asiduos asistentes a las pistas de hielo, tardamos tanto en captar el homenaje, pero hay que aceptar que este es uno de esos inventos que en la latitud y el momento adecuados, hicieron mucho para quienes las emplean. Su labor es borrar las zanjas en el hielo dejadas por los patines, retirar la escarcha que queda como resultado de los mismos y renovar la superficie dejándola tersa, segura para los usuarios y predecible.

Tanto el patinador aficionado como el profesional, los competidores en el rudo deporte del hockey sobre hielo y los espectadores tanto en este espectáculo como en el patinaje artístico y la mayoría de las actividades que se realizan sobre una pista horizontal de agua congelada, se ven beneficiados con este ingenioso y casi menospreciado invento.

Frank Zamboni creó el ingenio que, con un solo operador restaura la superficie de la pista de hielo para dejarla nuevamente en perfecto estado. La labor que realiza en 10 minutos, antes requería de tres operarios y hora y media. Aquí es donde se aprecia la eficiencia y la oportunidad de este invento, que ha sido la base de una empresa que a la fecha ha vendido más de 10 mil máquinas y además, ha permitido a más aficionados disfrutar del placer de patinar sobre hielo una y otra vez.

Frank Zamboni dejó como legado este y otros inventos. El hecho de que en nuestras latitudes no sean tan comunes estas máquinas (aunque sí lo pueden ser las máquinas de mantenimiento del pasto artificial, invento del mismo genio) no demerita el gran aporte que realizó y se aplica en la diversión y los deportes profesionales. Un merecido homenaje a un visionario inventor que vio en algo sencillo la oportunidad de aportar su ingenio para hacer la vida más divertida y los deportes como el patinaje artístico más placenteros, a la vez que eleva el nivel de competividad. Zamboni es de alguna forma, como el encargado de elevar el telón en el teatro: no muy conocido, pero sin él, sencillamente la función no podría darse, al menos, no con tantas facilidades.

Chicobenni231


No hay comentarios:

Publicar un comentario